HOMBRE, MUJER Y VIRGINIDAD

Publicado: 10 septiembre, 2010 en Sin categoría

La virginidad es un concepto importante en torno al cual giran una serie de prohibiciones y restricciones. La biologización de este concepto en la forma de la membrana himen, convierte esta diferencia en una realidad tangible y física.
Desde el punto de vista sexual, la idea de que la mujer es frágil y pasiva durante el acto sexual tiene ciertas implicaciones no muy estudiadas como que la mujer no tiene que sentir placer y que es el hombre el único que puede actuar durante el acto sexual. Algunos sectores de la sociedad hasta consideran que lo importante es que el hombre sienta placer durante la relación sexual y que es malo el orgasmo femenino.
Al poner de relieve la importancia de la virginidad de las mujeres, estas suelen ser consideradas impuras una vez que han tenido relaciones sexuales. El respeto a las mujeres vírgenes y el grado de mitificación de este concepto lleva a que en muchas sociedades tenga que existir un cierto tipo de prueba de que la mujer es virgen.
A pesar que este valor se halla cambiando rápidamente, las mujeres divorciadas e incluso las viudas pierden el respeto de la sociedad pues se las considera mujeres que, al no ser vírgenes y estar solas, tienen deseos ya desarrollados que deben saciar. Esta biologización de las diferencias sirve para justificar un trato discriminatorio y permite al hombre soltero una serie de experiencias y placeres vedados a la mujer soltera.
La connotación de pureza y dignidad asociadas con el himen y con la virginidad femenina tienen una manifestación diametralmente opuesta en las asociaciones de virilidad, valentía y potencialidad sexual relacionadas con los órganos sexuales masculinos. En nuestra sociedad, se asocia el potencial sexual y la virilidad masculina, la valentía y la características de los órganos sexuales; tal es el caso de los hombres que no quieren que se les practique la vasectomía pues temen que de, esta manera, puedan perder su virilidad, o de la acusación que un candidato presidencial hizo a otro de ser afeminado por tener la esperma licuada.
Esta visión de la sexualidad sin duda no es compartida por todos en el Ecuador, no es necesariamente cierta entre todos los grupos sociales y es muy posible que, con el tiempo, pierda importancia; pero, por el momento, es aún bastante generalizada.
Entre algunos grupos indígenas, la virginidad no tiene el mismo peso que entre muchos mestizos. Hay grupos indígenas donde las parejas, durante el período de enamoramiento, mantienen relaciones sexuales y se casan cuando tienen hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s